Get Adobe Flash player
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 


Durante la tarde-noche anterior a la inauguración del renovado barrio del Palau los operarios se afanaban en la ornamentación de los jardines. Una de las variedades florales elegidas fue la poinsettia, planta decorativa de invierno.

Contra lo que pudiera parecer esta planta se mantiene en temperaturas superiores a 12 grados, aunque lo ideal es que el ambiente no supere los 22-23 grados durante el día y que por la noche no descienda de los 16 grados. Es una planta que no hay que regarla demasiado, a ser posible con agua tibia, y con cuidado de no mojar las hojas. Las corrientes de aire tampoco son buenas compañeras de viaje y la reacción natural es la caída de la hoja hasta dejar a la planta desnuda. Para conocer las características de esta planta no hace falta ser un profesional, tan sólo ojear alguna que otra página web.


En la foto puede observarse las consecuencias de elegir esta planta como ornamento. Ni las condiciones meteorológicas, ni el incivismo de los ciudadanos, que las robaban al poco de ser plantadas, ni el coste de las horas extras que se emplearon para su plantación hacían aconsejable elegir esta variedad florar para la decoración del barrio. 

Para el PSC es un derroche asumible, lo que interesa es el lucimiento. Como siempre bonito por fuera, podrido por dentro. Esperamos y deseamos que este gobierno municipal se marchite igual de rápido que estas poinsettias.

Powered by SEM
 
Acuerdos de colaboración

Buscar en la web D3.0